El wearable o “llevable” se ha convertido en una tecnología que nos acompaña cada vez más en muchos aspectos de nuestra vida. Su uso se extiende a muchos sectores con una gran diversidad de aplicaciones: ropa inteligente con chaquetas que controlan tu smartphone, calcetines que monitorizan la actividad física o dispositivos médicos que ayudan a prevenir, diagnosticar y controlar diferentes tipos de enfermedades.

La tecnología wearable está cada vez más presente en la práctica de la asistencia sanitaria en los centros médicos de todo el mundo.

Según datos obtenidos por Juniper Research, el papel de los wearables dentro del sector salud irá en crecimiento en los próximos años. Tal y como revela este estudio, se estima que el gasto en wearables aplicados al sector salud ascenderá hasta los 60.000 millones de dólares en 2023. Según los datos, la tendencia  sigue un impulso ascendente de 20.000 millones de dólares anuales.

Uno de los aspectos principales que contribuirá al crecimiento de este tipo de tecnología, es la posibilidad de monitorización y asistencia remota que los centros sanitarios podrán ofrecer sin que sea necesaria la presencia del paciente. Además, la utilización de Inteligencia Artificial facilitará la mejora en muchos casos con la detección y diagnóstico prematuro de muchas enfermedades.

Son las instituciones sanitarias y los organismos reguladores los que van incrementando la presencia de los wearables. A medida que va creciendo la confianza entre el personal sanitario y entre los pacientes, se intensificará su implantación en los centros de salud.

Se estima que el gasto en wearables aplicados al sector salud ascenderá hasta los 60.000 millones de dólares en 2023.

La tecnología wearable, beneficiará a la medicina preventiva y permitirá poder anticiparnos ante un problema de salud. Con la telemedicina podremos asistir a consulta con nuestro médico desde cualquier lugar del mundo gracias a la monitorización de nuestra salud a través de un dispositivo que controle en tiempo real nuestra enfermedad.

Estas son solo algunas de las aplicaciones que ya se están utilizando y que están consiguiendo revolucionar algunos aspectos médicos y la forma en la que los pacientes reciben asistencia médica. La tendencia hacia una medicina basada en la tecnología wearable parece imparable e imprevisible, lo que cambiará el concepto de medicina tal y como la conocemos hoy.

Suscríbete y mantente informado

Únete a nuestra sección de noticias y mantente informado de las últimas novedades del proyecto.
Suscríbete