¿Qué es una cardioversión?

Por |2019-01-04T10:55:49+00:0018 diciembre, 2018|Cardioversión|Sin comentarios

La cardioversión es un procedimiento médico que se utiliza para restaurar el ritmo cardíaco normal (ritmo sinusal) en personas con anomalías en los latidos del corazón, normalmente derivadas de una arritmia. Esta técnica consiste en la aplicación al paciente de una descarga eléctrica breve, controlada y bajo sedación. Se realiza por medio de unos electrodos en forma de parches que se colocan en el pecho.

En la mayoría de los casos, la cardioversión es un procedimiento programado y que se lleva a cabo en el hospital. Es de ámbito ambulatorio, de corta duración y, por norma general, el paciente es dado de alta el mismo día en que se le realiza el tratamiento si no existe ninguna complicación.

¿Por qué se realiza una cardioversión?

La cardioversión se suele utilizar para tratar a pacientes con fibrilación auricular o aleteo auricular. En este tipo de dolencias, las señales eléctricas que hacen que el corazón lata a un ritmo normal, lo hacen de forma rápida y desordenada. En algunos casos, presenta un ritmo cardíaco demasiado rápido (taquicardia) o irregular y desordenado (fibrilación).

Además de esta técnica mediante descargas eléctricas, existe otra forma de realizar la cardioversión por medio de medicamentos. A diferencia de la farmacológica, la cardioversión eléctrica se lleva a cabo en menos tiempo y el médico está presente durante todo el proceso. Esto permite que se certifique el momento exacto en el que se restablece el latido normal del corazón.

En ocasiones resulta fácil confundir cardioversión con “desfibrilación”. La desfibrilación es un procedimiento de emergencia que se utiliza cuando existe una parada cardíaca. En este caso utilizando descargas eléctricas más potentes.

 

¿En qué consiste una cardioversión?

¿Qué es una cardioversión? arritmia, fibrilación auricular

La cardioversión es un proceso breve y sencillo. Un miembro del equipo médico es el encargado de conectar al paciente a la máquina de cardioversión. Se realiza a través de unos electrodos colocados sobre el pecho. Además, se coloca una vía intravenosa para dormir al paciente y que no sufra dolor por las descargas.

En este momento se comienza a registrar la señal del ritmo cardíaco del paciente a través de un electrocardiograma donde el personal médico puede comprobar que el ritmo es irregular y se debe realizar la cardioversión para restablecerlo.

A continuación, el médico es la persona encargada de aplicar al paciente la descarga con una duración inferior a un segundo. Una vez realizada, se comprueba que la cardioversión ha tenido éxito y el ritmo cardíaco vuelve a funcionar a un ritmo normal.

Por último, el paciente deberá permanecer en una salsa de observación durante la siguiente hora donde podrá ir despertando de la sedación y se controlará que no exista ninguna complicación antes de poder recibir el alta.

 

Riesgos que conlleva someterse a una cardioversión

La cardioversión es un método muy seguro y utilizado en la práctica clínica, sobre todo en pacientes con fibrilación auricular. Las complicaciones de la cardioversión son muy poco frecuentes y se toman muchas medidas para que representen el menor riesgo para los pacientes. Sin embargo, es importante recordar que, como toda intervención o procedimiento médico, pueden existir complicaciones.

  • Ritmo no restablecido: En pocas ocasiones después de realizar una cardioversión, el ritmo cardíaco puede no restablecerse y seguir siendo irregular. En estos casos, el personal médico puede decidir entre repetir el proceso con medicamentos o realizar una segunda descarga para corregir el problema.
  • Presencia de coágulos en el corazón: Algunos pacientes con fibrilación auricular que van a someterse a una cardioversión pueden presentan coágulos de sangre en el corazón. En este caso, este procedimiento puede ser peligroso. La descarga eléctrica, puede desplazar estos coágulos por el riego sanguíneo generando un alto riesgo de complicaciones, como un ictus o una embolia pulmonar.
    Para evitar que esto suceda, es posible que el paciente deba someterse a un ecocardiograma transesofágico. Este procedimiento consiste en la introducción de una sonda por el esófago para captar imágenes más nítidas del corazón. Con ello ayudar a descartar o detectar la presencia de coágulos de sangre en el paciente.
  • Quemaduras leves en la piel: En muy pocas ocasiones los pacientes pueden sufrir quemaduras leves en la zona donde se colocan los electrodos.

 

La cardioversión está considerada como un procedimiento seguro y muy común. Habitualmente se realiza en pacientes con fibrilación auricular para restaurar su ritmo cardíaco normal. Después de someterse a este proceso, y para que la arritmia vuelva a aparecer, es muy recomendable levar un de estilo de vida saludable. Esto ayudará a mejorar la salud de nuestro corazón y controlar la enfermedad.