En muchas ocasiones, las palpitaciones del corazón generan preocupación y temor. Por este motivo, las personas que las sufren pueden llegar a pensar que tienen algún problema cardíaco con el riesgo que ello conlleva: sufrir un ataque al corazón.Las palpitaciones son sensaciones que se perciben como si el corazón latiera muy fuerte, de forma rápida y agitada. Pueden sentirse en diferentes partes del cuerpo como el pecho, el cuello o la garganta. En la mayoría de los casos, tener palpitaciones es algo muy común que padecen muchas personas y en principio no debe ser indicativo de que existe una problema.

Estas sensaciones pueden generar preocupación y ser algo incómodas aunque, por norma general, no suelen ser graves y están provocadas por situaciones cotidianas:

  • Emociones intensas como estrés, depresión, ansiedad o ataques de pánico
  • Realización de ejercicios muy intensos y extenuantes
  • Consumo de sustancias estimulantes como cafeína, nicotina, estupefacientes y algunos medicamentos
  • Estados febriles
  • Cambios hormonales derivados de la menstruación, el embarazo o la menopausia.
  • Alteraciones de la hormona tiroidea.

¿Cuándo se debe consultar con el médico?

En algunos casos es aconsejable consultar con un especialista. Cuando las palpitaciones ocurren con frecuencia yendo cada vez a más, o cuando se trata de personas que tienen antecedentes de alguna enfermedad cardíaca, se debe consultar con el médico. Llegados a este punto, es muy probable que el doctor realice pruebas para monitorizar la actividad cardíaca y comprobar cuál es el estado real del corazón.

La fibrilación auricular

Las palpitaciones cardíacas pueden ser un sítoma de Fibrilación Auricular, la más común de las arritmias en la práctica médica y está considerada una enfermedad cardíaca grave. Conoce más acerca de esta arritmia.
Conoce más

Por otro lado, además de las palpitaciones, existen otros síntomas por los que se debe acudir al médico lo antes posible:

  • Mareo
  • Confusión
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Desmayo

Para finalizar, nos gustaría agregar que, en muchos casos, la prevención es el mejor de los tratamientos médicos. Las revisiones y pruebas médicas periódicas pueden detectar muchas enfermedades en una fase prematura, lo que puede ayudar al paciente a prevenir complicaciones derivadas de la enfermedad.